Una cocina brillante

Entendemos el brillo como la luz que refleja o emite un cuerpo. Siguiendo esta definición, puede parecer difícil aplicar el adjetivo brillante a una cocina de tonos oscuros y texturas mate. Por fortuna, el término brillo nos brinda otra acepción, y podemos llamar brillante a aquello que «se luce». 

Esta vivienda, como si del sistema solar se tratase, coloca en el centro una cocina muy atractiva alrededor de la cual orbitan las demás piezas. Y lo hace tomando prestada la luz, tanto del sol como de una iluminación de planteamiento muy inteligente. Brilla sin luz propia, pero al fin y al cabo brilla intensamente.

  • Vivienda de 190 metros cuadrados en el Eixample
  • Se consiguen piezas muy espaciosas y un tramo de pasillo relativamente corto
  • La cocina, seña de identidad de la casa, está diseñada íntegramente por Roberto Vila (Atelier Jōm)
  • Puedes ver el plano de distribución aquí.

La vivienda está situada en el Eixample, con la típica configuración de vivienda pasante de la zona, y 190 metros cuadrados de superficie. La cocina toma protagonismo al ser la pieza que vertebra la casa, uniendo la zonas de día y de noche y la entrada a la casa.

Los principales retos de la vivienda son recurrentes en esta tipología: articular bien todas las piezas para reducir la sensación de «túnel», y aprovechar la distribución y la iluminación artificial para irrigar de luz toda la vivienda. 

¿Quieres más información sobre este o algún otro proyecto? Hablemos.

4 + 15 =

Rellena el formulario y contactaremos contigo en menos de 24 horas, o si lo prefieres, llámanos al 963 210 760 o escríbenos a info@atelierjom.com

Pin It on Pinterest